Adherí a la campaña por la incorporación de Argentina al ALBA, clic aquí

Trabajadores rurales alfabetizados

100_5405
Publicado el 08 de octubre de 2014

Por Silvia Valerga

Se entregaron más de 200 certificados durante un acto en el Congreso Nacional. Estuvieron presentes autoridades de Cuba y del Renatea.

“El mejor homenaje al Che, en el 47º aniversario de su caída en combate, es este acto de graduación del programa de alfabetización Yo Sí Puedo, que se lleva adelante en el país, desde Tierra del Fuego hasta el monte chaqueño”, expresó el Conse-jero Económico de la Embajada de Cuba, Jorge Valdez Giménez.

El director de Políticas Territoriales del Registro Nacional de Trabajado-res y Empleados Agrarios (Renatea), Lucas Aguilera, destacó que ahora, “todos ustedes podrán leer sus reci-bos de sueldo”, al señalar que por un acuerdo con las Misiones Cubanas de Argentina y la Fundación Un Mundo Mejor es Posible (UMMEP), se están alfabetizando 1.800 trabajadores y trabajadoras rurales que ya suman 500 egresados, en 114 municipios de 18 provincias argentinas.

Diego Lorca habló en nombre de los 450 facilitadores. “Tenemos que ir por más, por todos y por cada uno de los que no han tenido la oportuni-dad. Vamos a los lugares más lejanos y convencerlos es una práctica total-mente revolucionaria y transformado-ra”, enfatizó.

El jefe de la Misión Educativa del gobierno cubano, Jorge Padron, que llegó al país en diciembre de 2013, expresó su alegría “por ver el resulta-do de personas que no pudieron ir a la escuela y hoy saben leer y escri-bir”, y enfatizó que “este programa tiene el concepto de inclusión total”.

“Ahí está la Patria, donde están los facilitadores voluntarios del Yo Sí Puedo y donde están ustedes, los trabajadores rurales, abriéndoles las puertas para aprender a leer y a es-cribir”, dijo el funcionario del Renatea, Lucas Aguilera, quien además es facilitador junto a su esposa, los días sábado cuando viaja a ver a su familia en Mendoza.

100_5391

El programa pedagógico Yo Sí Pue-do fue ideado en Cuba mediante un método sencillo, dinámico y entrete-nido, de solo 60 clases, que ha sido premiado por la UNESCO, fue llevado a 47 países, en diferentes idiomas y alfabetizó a más de 8 millones de personas en todo el mundo. En nuestro país se comenzó a trabajar en 2004, en acuerdos con algunos municipios que permitió alfabetizar a 26.152 argentinos.

El acuerdo con el RENATEA surgió a fines del año pasado, a partir de la ley 26727 del Estatuto del Peón Ru-ral. “Al salir la ley comenzamos con la fiscalización y nos chocamos con que muchos trabajadores no sabían leer el recibo de sueldo o que firmaban con el dedo, entonces decidimos articular con el programa Encuentro del Ministerio de Educación pero como no lo podíamos aplicar en zonas rurales, hablamos con la Embajada de Cuba y arreglamos con el Programa `Yo si puedo` que capacita a los facili-tadores y ellos van al profundo de este país”, explicó Aguilera.

Según los parámetros internaciona-les, la Argentina es libre de analfabe-tismo dado que el índice alcanza al 1,9 por ciento, pero la realidad es dispar, por lo que el programa de al-fabetización avanza en todas las pro-vincias para que todas las personas tengan el derecho de saber leer y escribir.

El salón Auditorio del Congreso, donde se realizó la entrega de diplo-mas, estaba colmado de trabajadores rurales, facilitadores y autoridades. Participaron junto a las autoridades de Cuba y del Renatea, el 8 de octu-bre, fecha que también se conmemo-ra el natalicio de Juan Domingo Pe-rón, el Secretar General de la Presi-dencia de la Cámara de Diputados de la Nación, Miguel Ángel Recalde y el diputado Nacional, Héctor Recalde.