Adherí a la campaña por la incorporación de Argentina al ALBA, clic aquí

Otros diez adultos “sí pueden” leer y escribir

yosipuedo
Publicado el 26 de agosto de 2014

Desde que comenzó la experiencia, hace poco más de cinco años, unas 130 vecinos de esta ciudad aprendieron a leer y escribir con el método cubano “Yo sí puedo” que puso en práctica la CTA Regional con el aporte solidario y amoroso de cientos de voluntarios.

Este viernes diez entusiastas aprendices de distintos barrios de Bariloche y variada edad cerraron el quinto ciclo de la campaña de alfabetización con un emotivo acto en el que compartieron las cartas escritas de puño y letra a familiares y amigos con sus “maestros” y compañeros de aprendizaje.

El coordinador del programa y secretario de Comunicación de la CTA, Rubén Terrile, explicó a “DeBariloche” que el programa se desarrolla desde hace años merced al compromiso de comerciantes, docentes, estudiantes y profesionales que alternan su trabajo voluntario para garantizar que cada uno de los estudiantes reciban los cien días de clases que prevé el curso.

El programa carece de apoyo estatal pese a las gestiones realizadas por la organización a los distintos gobiernos municipales y provinciales. Terrile confió que “si tuviera una aceptación de la municipalidad o la provincia terminaríamos con el analfabetismo de la ciudad en dos años”.

El quinto ciclo del “Yo sí puedo” comenzó el 21 de abril en la sede del Unter Bariloche y durante el acto de cierre realizado en el mismo salón la referente de la CTA Marta Olivera destacó la perseverancia de los estudiantes y de los alfabetizadores y sostuvo que la continuidad del curso les permite a los participantes “compartir el pan, el trabajo, el conocimiento y el afecto” además de “liberar la palabra para empoderarnos de la palabra”.

Terrile señaló que el mayor examen que tuvieron que pasar los estudiantes fue “vencer la vergüenza de no saber e incorporar en 100 días lo que otros aprendimos en dos años” y el programa permitió alfabetizar a 25 mil personas en el país y 5 millones en todo el mundo.

El método de alfabetización cubano “Yo sí puedo” parte de los números, como elemento conocido por las personas iletradas, para facilitar el aprendizaje de las letras que son lo desconocido. Se concentra en 65 teleclases y los alfabetizadores son los responsables de guiar al alumno y contenerlos afectivamente durante el aprendizaje.

En el quinto ciclo realizado por al CTA unos 30 voluntarios asistieron y guiaron a los diez alumnos que completaron el curso a lo largo de 100 días de estudio. María Lema, una de las aprendices que ayer recibieron su diploma, contó a este portal que “costó un poco al principio pero lo hice sin parar” y compartió su deseo de seguir estudiando para completar la primaria.

Fuente: RíoNegro.com.ar (24 de agosto de 2014)