Adherí a la campaña por la incorporación de Argentina al ALBA, clic aquí

OPERACIÓN MILAGRO Y LA SOLIDARIDAD CUBANA, DE ARGENTINA A SUIZA

Publicado el 04 de enero de 2019

Ricardo Vaz – Cubainformación.- Las misiones cubanas en Argentina estuvieron representadas en Suiza por Mariela Pinza, integrante de la dirección de la fundación Un Mundo Mejor Es Posible (UMMEP). Es la fundación UMMEP quien coordina los dos programas internacionalistas cubanos en Argentina: “Yo, Sí Puedo,” dedicado a la alfabetización de adultos mayores, y “Operación Milagro,” dedicado a la salud visual.

El viaje es parte de una gira más larga por varios países europeos con dos objetivos principales: difundir y dar a conocer el trabajo de las misiones en Argentina y por otro buscar cooperación, “multiplicar la solidaridad,” especialmente en lo que respeta a Operación Milagro.

La visita a Suiza empezó con un encuentro con MediCuba el 6 de diciembre. Una organización que nació en Suiza para luego extenderse a otros países europeos, MediCuba dedica sus esfuerzos a apoyar proyectos en el área de la salud, en coordinación con el ministerio de salud de la isla.

El 6 de diciembre tuvo también lugar una conferencia en Ginebra, en la Maison des Associations, organizada por la Asociación Suiza-Cuba (ASC), sección de Ginebra. A este evento se siguió otro, el 11 de diciembre, en Friburgo, organizado por la sección local de la ASC con el apoyo del Centre Fries y de la juventud del Partido Obrero Popular (POP).

Las presentaciones estuvieron principalmente dedicadas a la Operación Milagro, su historia y los desafíos actuales. Brevemente, el programa existe para combatir la ceguera prevenible a través de cirugía a cataratas, la principal causa de ceguera prevenible en América Latina y el Caribe, y también a pterigión. En Argentina la misión nació simbólicamente en la contra-cumbre de Mar del Plata en 2005, momento en que salieron en avión los primeros pacientes argentinos a operarse en Cuba.

Tras una primera etapa donde Cuba disponibilizaba un avión semanalmente para el traslado de pacientes argentinos, algunos de ellos de los pueblos más recónditos, llegó una segunda con la elección de Evo Morales en Bolivia. Tras la entrada de Bolivia en el ALBA, se arman 13 hospitales en tal país, 2 de los cuales en la frontera para atender a pacientes argentinos. En esta fase miles de argentinos y argentinas, tras un trabajo de pesquisa y logística coordinado por la fundación UMMEP, recuperaron su visión en Bolivia.

Por fin, en el 2009 se comenzó a operar en Argentina, en la ciudad de Córdoba. Primero en un espacio en la clínica Junin, una clínica recuperada por sus trabajadores, y a partir del 2015 en un lugar propio: el Centro Oftalmológico Dr. Ernesto ‘Che’ Guevara. En total ya son casi 50 mil los pacientes argentinos que volvieron a ver.

Con el hospital en pleno funcionamiento, los desafíos actuales son varios. Uno de ellos es la construcción de un hospedaje arriba, para los pacientes que vienen de lejos, así como un comedor, una aula y una biblioteca para documentación. La idea es que en el futuro pueda ser también un espacio de formación y capacitación de médicos y médicas y promotores y promotoras de salud visual. A esto hay que sumar la ampliación de los servicios oftalmológicos, para atender también a otras patologías y causas de ceguera.

Y finalmente hay el desafío “permanente” de mantener el funcionamiento del hospital, hasta ahora garantizado prácticamente por entero por Cuba, con todas las dificultades que eso supone. Aquí hay que destacar la necesidad de garantizar los insumos para la cirugía, ya que en Argentina se han criado barreras que impiden que estos lleguen de Cuba.

El público presente en ambos eventos, aunque conocedor de la generosidad e internacionalismo cubanos, no dejó de emocionarse con la “epopeya” que ha sido la Operación Milagro en Argentina, con decenas de miles que, como Mariela subraya, son historias y no solo números. Ante la situación política en Argentina, y los acontecimientos recientes en Brasil, este hospital se ha convertido en una isla de resistencia, valga la analogía.

Y para finalizar, una palabra para Mariela Pinza. No es médica, tampoco cubana, pero el internacionalismo cubano no está hecho de estereotipos. Más bien, se difunde y se multiplica a través de la labor y sacrificio de personas como Mariela y los demás compañeros y compañeras de la UMMEP, que nos hacen creer que un mundo mejor sí es posible. Creer y sumarnos, por supuesto.

http://www.cubainformacion.tv/index.php/internacionalismo-cubano/79996-operacion-milagro-y-la-solidaridad-cubana-de-argentina-a-suiza?fbclid=IwAR2N7voC7dLqie85fMkDjfBo6ugzHuta7-65DSdh2dUvY9KyPj_SZhL7Fh8